miércoles, 1 de diciembre de 2010

Adiestramiento de defensa para Pit Bull


El entrenamiento del APBT como perro de ataque, consiste en hacer al perro útil en la protección del hogar ó en el peor de los casos, lograr que el perro reconozca una situación de peligro hacia nosotros, por parte de un agresor.....

Este tipo de entrenamiento es sin lugar a dudas muy sensitivo y amerita mucha responsabilidad en su manejo; tanto por parte del entrenador como también del dueño. El perro entrenado para éste fin, debe ser utilizado sólo en caso de protección y no debe ser utilizado como arma de ataque para lastimar a personas sin ningún motivo.

El mal manejo del American Pitbull como perro de ataque, ha sido la punta de duras críticas hacia la raza, por parte de personas que confunden la agresividad con la obediencia. Un perro entrenado para atacar sólo responde a lo que se le enseñó y un entrenamiento responsable, sin someter al perro a golpes ó forzamientos duros, jamás debe transformar el carácter del perro. Un perro que se muestre antes del entrenamiento dócil hacia su dueño o hacia quienes lo rodean, debe mostrarse también dócil y equilibrado después del entrenamiento. El punto es, que el perro logre reconocer una situación que ponga en peligro a su amo o los miembros de su familia.

Por lo general, el APBT es un perro que no se muestra desconfiado hacia extraños y por consiguiente es un malísimo perro guardián. Quizás no es el mejor candidato para éste tipo de entrenamiento; de hecho muchos deciden cruzarlo con otras razas, para lograr compensar ésta falta y obtener mejores resultados en cuanto a guardia y protección se refiere.

El entrenamiento de todo perro para ataque se basa principalmente en el temperamento del perro, antes que el tipo de raza a la cual pertenece. Algunos perros de ataque podrían parecer animales crueles, pero la verdad no lo son. En teoría, un perro de ataque debería ser capaz de atacar a la orden y detener el ataque de la misma manera. De esta forma, ese perro sería de utilidad para ayudar a mantener la seguridad y al mismo tiempo, no representaría un peligro.

Lastimosamente, es muy frecuente encontrar perros que han sido entrenados para atacar, y que no han recibido otro tipo de adiestramiento adicional. Así, se pueden encontrar perros que atacan sin motivo y no detienen su ataque a menos que sean forzados físicamente. Se pueden ver perros mal entrenados ó mal seleccionados para ésta función, incluso en secciones policiales de muchos países. Los perros de ataque que reaccionan de esa manera pueden incluso atacar a su dueño o a su entrenador. Esto porque tales perros son perros neuróticos producto de un mal manejo en el entrenamiento y que son incapaces de controlarse.

Por otra parte, existen perros realmente entrenados para el ataque. Estos perros responden correctamente a las órdenes para empezar un ataque y terminarlo, y también responden a la perfección a los ejercicios de obediencia canina. Estos perros no solamente reciben un adiestramiento largo y exigente, sino que son seleccionados en función a sus características físicas y psicológicas.
Dos Conceptos Diferentes

Los perros de ataque no son lo mismo que los perros de guardia. Aunque un perro le ataque también puede cumplir funciones de guardián, los perros de guardia no siempre son aptos para el ataque.
La función de un perro de guardia es la de avisar cuando detecta la presencia de un extraño y ahuyentar a esa persona. Estos perros no necesitan atacar a la persona. Por tanto, muchas razas pequeñas pueden ser utilizadas para la guardia, aunque son completamente inútiles para el ataque.

De hecho, un schnauzer miniatura o un pinscher miniatura, podrían ser excelentes guardianes al mismo tiempo que son excelentes mascotas. Por supuesto, ninguno de estos perros sería de utilidad si fuese necesario atacar a un ladrón.

¿Son peligrosos los perros de ataque?
La pregunta es muy frecuente: ¿Mi perro será peligroso si lo entreno para el ataque?

Un perro de ataque mal entrenado siempre será peligroso. Simplemente será un perro neurótico que ataca a quien sea y sin ninguna razón. Sin embargo, un perro bien entrenado puede no ser peligroso. Digo "puede no ser" porque eso depende de su guía y su dueño. Una persona experimentada y que conozca bien al perro podrá controlarlo en cualquier momento y, lo más importante, sabrá predecir las reacciones de su perro. De esta manera, podrá evitar situaciones riesgosas y su perro no será peligroso.

Por otra parte, un perro de ataque perfectamente entrenado será peligroso si su dueño o guía no tiene suficiente experiencia o no conoce muy bien al perro.

Por eso, si decides entrenar a tu pitbull para el ataque, primero tienes que entrenarte tú. Quizás la mejor manera de hacer esto sea participar en un club canino en el que se practiquen deportes como el Schutzhund, Mondio Ring, Ring Belga, etc. Estos deportes tienen estándares altos y bien definidos, por lo que sus practicantes suelen ser personas experimentadas en el adiestramiento y con mucho conocimiento sobre la agresión canina.
Normalmente los perros entrenados para esos deportes son perros muy confiables y seguros. Por supuesto, esto ocurre porque sus dueños y sus guías son conocedores del comportamiento canino y conocen a sus perros a la perfección.

¿Son necesarios los perros de ataque?
Dejando a un lado los deportes caninos mencionados antes, donde el ataque juega solamente una parte, la utilidad de los perros de ataque es cuestionable.
Un perro siempre estará en desventaja frente a las armas actuales, por lo que su utilidad como mecanismo de defensa ha disminuido notablemente desde que empezaron a usarse perros de ataque. Un perro es completamente inútil frente a una pistola.

Por otra parte, un perro no es 100% confiable bajo condiciones de gran estrés (como un asalto), aún cuando esté muy bien entrenado. Sin embargo, los perros de ataque pueden ser muy útiles como armas disuasivas.



1 comentario:

  1. simplemente me encanto esta información, me fue muy completa y conseguí la información completa la que quería. les agradezco por todo.

    ResponderEliminar